Actualidad

48 horas de protestas invadieron a Francia

Los sindicatos han salido a la calle para mostrar su postura por el nuevo plan de reforma de Emmanuel Macron

UNA MOVILIZACIÓN MAYOR EN RELACIÓN A LOS «CHALECOS AMARILLOS»

Manifestantes protestan en la calle. Sólo dejaron un carril para la circulación de los automóviles

El ministro del interior confirmó que más de 800.000 personas estuvieron en todo el país europeo de protesta, en la capital, París, se estimó que hubieron unos 65.000 civiles. En cambio, los lideres sindicales informaron que el millón y medio de personas salieron de sus hogares a manifestarse y Dominique Holle, activista de CGT, aseguró que en la capital francesa se concentraron 250.000 personas. El 17 de noviembre de 2018 unas 300.000 personas salieron a protestar contra el aumento del carburante, entre otras cosas, avalado por el presidente. Así nació el movimiento llamado «Chalecos Amarillos».

No asistieron sólo los 42 regímenes especiales, como confió Macron, sino que profesionales de diversas profesiones estaban en las calles como maestros, jubilados, estudiantes, abogados, pero también trabajadores ferroviarios. La policía también protestó contra esta reforma a pesar de una carta del Ministro del Interior para tranquilizar a los sindicatos policiales.

Los bomberos afirmaron que serán perjudicados si se aprueba está reforma

Los lugares del país donde se vivieron las protestas con un clima más tensionado fueron en Lille, ocurrieron incidentes al inicio de la huelga, y en Nantes, la policía se vio obligada a usar los gases lacrimógenos tras la utilización de «fuegos artificiales» por parte de los manifestantes. Aunque, no fueron los únicos lugares porque también Rennes tuvo una jornada no pacífica y en París ocurrieron actos de vandalismo.

Los gases lacrimógenos fueron lanzados dispersar a los civiles y la policía arrestó a más de 70 personas, según fuentes oficiales. Aquí, se vio un clima entre una procesión sindical muy tranquila y la violencia con la policía. Los desbordamientos disminuyeron durante toda la tarde el curso de la manifestación en París, que fue bloqueada a su salida en la Place de la République.

No fue hasta la tarde que los manifestantes pudieron avanzar hacia la Place de la Nation. Se tiró un remolque de construcción y se incendió cerca de la Bourse du Travail, no lejos de la Place de la République, y varias ventanas fueron rotas mientras la policía se limpiaba con proyectiles y se disparaba con gas lacrimógeno. La interrupción significó que los sitios turísticos populares en París, incluida la Torre Eiffel, estaban cerrados por el día y los centros de transporte ocupados como la Gare du Nord estaban inusualmente tranquilos.

En Marsella, se realizaron numerosos bloqueos de depósitos, petróleo y refinerías. El bloqueo total terminó esa noche para seguir movimientos intermitentes de unas pocas horas al día. El sitio con una capacidad de 860,000 metros cúbicos abastece a la mitad de Francia. Hubo un bloqueo total en contraste con la refinería de biocombustibles y el área de almacenamiento de La Mède, hasta el 9 de diciembre. Con una capacidad de 150 camiones por día que alimentan las estaciones de Total Bouches-du-Rhone y Vaucluse, pero también trenes a Toulouse. Las reuniones generales están programadas para el día 9, para decidir qué hacer a continuación. Las bombas de combustible han sido asaltadas en consecuencia.

Al final del día, el primer ministro Edouard Philippe declaró que:»Las manifestaciones fueron bien en casi todas partes en Francia y es importante subrayarlo». El operador ferroviario SNCF dijo que el jueves el 90% de los trenes regionales habían sido cancelados por la interrupción. Cientos de vuelos también fueron cancelados, y las aerolíneas advirtieron sobre nuevas interrupciones por venir. Para el viernes, se esperaba que la huelga interrumpa aún más el transporte. SNCF especifica que el 90% de los TGV y el 70% de las rutas regionales serán cancelados. La aerolínea Air France anunció el jueves la cancelación del 30% de sus vuelos nacionales y casi el 10% de sus vuelos de media distancia el viernes. Renovación de la huelga también en el RATP, la autoridad de transporte de París hasta el lunes, 11 líneas de metro fueron cerradas el jueves.

SEGUNDO DÍA DE MANIFESTACIONES

Carteles con la expresión «La Chute» (la caída) y la cara de Emmanuel Macron fueron vistos por las calles en Francia

Debido a este ambiente, se vieron afectados el transporte público, las escuelas y los hospitales. Finalmente, El SNCF dijo que alrededor del 90% de sus trenes TGV de alta velocidad fueron cancelados el viernes, mientras que las aerolíneas como Air France, EasyJet y Ryanair dejaron de volar. Al menos 9 de las 16 líneas de metro en París estaban cerradas en la hora pico, mientras que otras tenían servicios limitados. También se reportaron atascos de más de 350 km en las principales carreteras dentro y alrededor de la capital el viernes por la mañana. Algunos viajeros tomaron bicicletas y scooters eléctricos en un esfuerzo por evitar el caos del transporte. La empresa Eurostar confirmó que operará un horario reducido hasta el 10 de diciembre, con 29 servicios planificados para el viernes cancelados. Algunas escuelas permanecieron cerradas y los hospitales quedaron sin personal suficiente.

La ministra de Solidaridad y Salud, Agnès Buzyn, adelantó que el gobierno había escuchado la ira de los manifestantes y se reuniría con los líderes sindicales para discutir las reformas el lunes. Señaló que el gobierno aún no había presentado los detalles de su plan, y dijo que había «una discusión en curso sobre quién se verá afectado, a qué edad entra, qué generaciones se preocuparán, todo eso aún está sobre la mesa». Sin embargo, Catherine Perret, miembro de alto rango de CGT, después de una reunión de cuatro sindicatos invitó a más personas a sumarse a una nueva protesta pactada para el martes 10 de diciembre.

Protestantes en París tiraron un remolque de construcción y generaron disturbios. La policía se vio obligada a reaccionar

Bajo todo este panorama, mucha gente sufre como los comerciantes. A tres semanas de las fiestas navideñas como del año nuevo, es la época que ellos desean para aumentar sus ventas, pero tienen miedo tanto por las bajas compras como por su seguridad. Temen que sus comercios sean despedazados por los manifestantes, como sucedió hace un año con los «Chalecos Amarillos» . Sin embargo, se mostraron solidarios con las personas que salieron a las calles para mostrar su opinión contra la reforma. Otro punto a mencionar, es la gente que ha quedado varada en las estaciones de tren y tuvo que pasar la noche allí por las cancelaciones de los trenes. Como también los que han sufrido modificaciones en sus vuelos, por el mismo motivo que los trenes. El colectivo resultó una solución parcial para algunos, aunque no funciona a todo horario.

Para este fin de semana, sólo 1 TGV (tren de alta velocidad) de 6 circulará en promedio. El 5% de Intercités debería viajar este sábado y el 10% este domingo, según las previsiones de la SNCF. Las rutas internacionales y los transillanos también se verán muy perturbados.

Por Augusto Fortunato

(Para MLB Productora)

Anuncio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar