Deportes

A 25 años de la tragedia de Ayrton Senna y un misterio que aún sigue sin resolverse

El 1° de Mayo de 1994 durante la carrera de San Marino, el piloto brasileño perdió su vida al embestir con su auto a un muro de contención. Al momento del impacto iba a 211 km/h

El velorio de Ayrton Senna fue el 5 de mayo de 1994 y fue en San Pablo, tierra natal del piloto

«La tragedia de Imola», así fue como se la conoció a ese fin de semana triste en la Fórmula 1, máxima categoría del automovilismo mundial.

El inicio de estos tres días de extrema preocupación para los pilotos comenzó el viernes, el piloto Rubens Barrichello fue herido al golpear con su auto una barrera de neumáticos, el brasileño quedó inconsciente tras las vueltas que dio el coche y quedó cabeza abajo. Tuvo la nariz rota y el brazo enyesado.

Durante la prueba de clasificación el sábado, Roland Ratzenberger falleció al instante tras un despiste en una curva que lo impactó de manera casi frontal tras una barrera de hormigón y le generó una fractura en la base de su cráneo. Era la primera muerte en la categoría desde 1982.

Sid Watkins, Jefe Médico de la Fórmula 1 en esa época, recordó que Senna lloró mucho al enterarse el accidente del piloto austríaco.

Ya el tres veces campeón de la competencia había advertido sobre el «Coche de Seguridad» (es el vehículo oficial de la Fórmula 1 que entra a la pista para reducir la velocidad después de un accidente) que tenía una velocidad muy baja en comparación de los monoplazas y que eso hacía que la temperatura de los neumáticos baje demasiado. Esta modalidad entró en acción al inicio de la carrera y después de retirarse generó el relanzamiento de la misma.

Luego de dos vueltas de su reanudación, el Williams de Ayrton Senna se salió de la pista en la curva «Tamburello» e impactó contra la barrera de hormigón a más de 200 km/h. La carrera fue suspendida, por media hora, y el brasileño fue trasladado a un hospital en Bolonia. Michael Schumacher ganó está prueba, luego ganaría ese mismo año el primero de sus siete campeonatos, y no se celebró el podio con el baño de champán por respeto a la tragedia de Roland Ratzenberger, aún no se sabía el estado de salud de Senna.

Después de dos horas, se confirmó la defunción de Ayrton Senna en la cual el parte médico dió que su muerte había sido al instante del choque y que se produjo por un pedazo de suspensión de su monoplaza que perforó su casco como su cráneo.

Aún hay dudas sobre lo que realmente sucedió aquella tarde en el microestado europeo, su compañero de equipo Damon Hill ha evitado el tema por 24 años pero hace un tiempo atrás, escribió para el Times de Londres lo siguiente:»la temperatura de las gomas de un coche de F-1 es crítica en varios aspectos. Uno, porque sólo tienen agarre cuando están muy calientes; dos, porque la presión varía enormemente con la temperatura.

En suma: si un coche de la F-1 tiene que seguir un auto de pasajeros, no viaja lo suficientemente rápido para mantener la temperatura de las cubiertas dentro de un deseado rango de temperatura y presión. Creo que esto fue un factor contribuyente en el accidente de Ayrton, ya que el ‘safety-car’ fue lanzado a la pista exactamente después de la largada, como él temía».

Algunos consideran que la temperatura de los neumáticos fueron los que causaron el despiste, otros piensan que fue una falla mecánica y también hay una teoría sobre el casco, que no era reglamentario al ser un poco más liviano.

Ni siquiera el juicio aclaró el panorama, en 1997 el juez Antonio Costanzo consideró, en su criterio, que todo había sucedido por una rotura en la columna de dirección de Williams pero dos años después Corte de Apelaciones de Bologna falló al desautorizar al juez con su teoría. En 2002, el monoplaza fue retirado de la comisaría y la escudería devolvió el motor a Renault, también se encargó de destruir los restos.

Por Augusto Fortunato

Anuncio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar