Life Style

Ante lo inevitable, aceptarlo o resistirlo

Cuando llega lo inevitable como ésta pandemia que estamos viviendo nos vuelve la pelota a nosotros y tenemos el poder de vivir todo esto desde la aceptación y poder encarar todo con otro tinte o desde la resistencia y poder caer en el sufrimiento

Me vienen preguntando sobre cómo pasar estos días sin que la mente nos juegue en contra, sin que nos agarre el miedo, la ansiedad, la angustia y todo lo que nos genera estrés en éstos días.

Algunos estarán encerrados en cuarentena, otros en aislamiento voluntario, y es importante que podamos gestionarnos ya que nos queda un tiempo más y no sabemos cuando terminará todo esto.

Y es eso en parte lo que nos estresa, el querer controlar y saber cuando terminará, que pasará, que no pasará, y todos esos pensamientos que pretenden adivinar el futuro son los que nos generan sufrimiento y estrés. Si nuestra mente estuviera enfocada en el hoy, en el ahora no existiría tal sufrimiento inútil.

Lo que les propongo como salida es que en éstos días de encierro estemos con algún objetivo en mente. Quizás sea limpiar la casa, ordenar el ropero, tirar cosas o puede ser leer un libro, escribir, cualquier cuestión que nos sirva para que nuestra cabeza esté concentrada nos servirá.

Nuestra mente se concentra en buscar soluciones y ver lo que está mal, ya que fue evolucionando para eso porque nos servía para sobrevivir, pero hoy ese foco encerrados 14 días, nos puede jugar en contra. Por eso los invito a que si se distinguen con esas conversaciones que los estresan, que se digan basta internamente, pongan el foco al menos 2 minutos en otra cosa y luego piensen que quieren que pase. Distraer la mente es lo primero que necesitamos hacer para que luego podamos enfocarnos en otra cosa. Y eso en lo que nos vamos a enfocar, es un objetivo previamente seleccionado, para que nuestra mente no esté tensa también porque no sabe que hacer.

Entonces, fíjense un objetivo para éstos 14 días o los que sean, si se dan cuenta que están con miedos, ansiedad o algo que les hace mal, distraigan la mente, y luego vuelvan el foco al objetivo.

Por Alejandro Gómez – Master Coach Ontologico Profesional

Anuncio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar