Cine

Batman Day

Quiénes fueron los villanos que derrotaron al héroe en cine, televisión e historietas

Durante sus casi ochenta años de historia, Batman enfrentó a todo tipo de rivales. En sus peleas siempre demostró no solo una aptitud física superior sino también una mente privilegiados. Sin embargo no fueron pocas las veces que fue derrotado. Para celebrar que este 21 de septiembre se conmemora el Batman Day, recordemos cuáles fueron.

Cuando a Tim Burton le pidieron que regresara al universo de Batman para dirigir una secuela, el director no estaba del todo convencido. La primera película del hombre murciélago había sido un éxito de taquilla, pero Burton seguía interesado más en sus relatos atípicos que en continuar adaptando a un personaje ajeno.

Tim cambió de idea y en 1992 estrenó Batman regresa. En esta secuela, el realizador retrató el espíritu de los cómics y lo combinó con el habitual circo de freaks que tanto lo apasiona, siendo el Pingüino es un gran ejemplo de eso. Oswald Cobblepot (Danny DeVito) es un niño que nace con una apariencia de pesadilla por la que sufre el abandono de sus padres. Huérfano y escondido de la sociedad, se cría en las calles de Gotham y forma un ejército subterráneo de enorme poder.

Al momento de revelarse en sociedad, se muestra como una víctima y aprovecha la simpatía de la gente para lanzarse como figura política. Pero Batman (Michael Keaton) descubre que el aspirante a gobernador pretende adueñarse de todo, y así comienza entre ambos una guerra que el Pingüino enfrenta de manera indirecta, manipulando la imagen pública del encapotado y mostrándolo como si fuera el verdadero enemigo. Luego de perder un primer round, Wayne debe reelaborar su estrategia para no volver a perder ante un rival que basa su fortaleza más en el carisma que en la fuerza bruta.

Uno de los muchísimos atractivos de esta secuela dirigida por Christopher Nolan y lanzada en 2008, es que el Joker (Heath Ledger) gana. Si bien la película termina con el villano capturado, eso no impide que sus planes exploten como bombas de mecha corta, a las que Batman no puede detener. La lógica de la no lógica que plantea el malvado personaje es la que tanto desequilibra el proceso deductivo del héroe.

El Joker de Nolan solo quiere demostrar que la irracionalidad siempre vence. «Hay gente que solo quiere ver arder el mundo» le dice Alfred (Michael Caine) a Bruce Wayne (Christian Bale), anticipando la dinámica anarquista de su opuesto. Pero eventualmente esa impredecibilidad triunfa, y el Joker da dos golpes contundentes. El primero consistió en atacar al punto débil de su rival, representado por Rachel (Maggie Gyllenhaal): demostrándole a su enemigo que jamás debe anteponer sus intereses personales a su labor como justiciero, la secuestra a ella y a Harvey Dent (Aaron Eckhart), y al momento de ofrecerle salvar a uno de ellos, le da las direcciones intercambiadas sabiendo que Batman iría raudamente a cuidar de la mujer que ama; cuando abre la puerta, allí se encuentra el político, mientras ella muere en una explosión brutal, dejando a Wayne con el peso de una culpa que lo desborda.

El segundo paso de su plan fue el de manipular luego a Dent, convirtiendo al Caballero Blanco de Gotham en un grotesco villano. El objetivo de Batman era hacer madurar a su ciudad y llevarla hacia un lugar de estabilidad en el que un hombre disfrazado ejerciendo la justicia ya no fuera necesario. Pero el Joker estropeó ese plan y para derrotarlo, Bruce Wayne debió convertirse en un prófugo y mentir sobre cuál fue el destino final de Dos Caras.

Actualmente y aunque en el siglo XXI Batman fue vencido por otros villanos, su enfrentamiento contra Bane aún persiste en el recuerdo de los fans como la derrota más importante que sufriera Bruce Wayne.

Fuente: Infobae

Anuncio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar