Deportes

Clásico caliente

El Olympique de Marsella se impuso por 1 a 0 al Paris Saint Germain en un encuentro polémico que terminó con cinco expulsados

Un clásico lleno de polémicas

Pasó una nueva edición del clásico francés entre PSG y el Olympique de Marsella. El encuentro, por la la tercera fecha de Ligue 1, desde el comienzo, se disputó con mucho roce y pierna fuerte. A los 31 minutos del PT, el francés Florian Thauvin marcó el único gol del partido, luego de que, en una pelota parada, apareciera sin marca en el área chica y definiera con un fuerte remate. A partir de ahí y con la desventaja, el equipo parisino fue pura impotencia y falta de ideas.

Con el paso de los minutos, el ánimo de varios protagonistas comenzó a caldearse y sobre el final del primer tiempo, llegó la primera polémica que desencadenó una sucesión de hechos bochornosos.

Tras una infracción del español Álvaro González, el mismo defensor del Marsella comenzó a acusar al cuarto árbitro y al árbitro del partido, Jerome Brisard, de que el argentino Ángel Di María lo había escupido en la cara.

Después de algunos empujones, el árbitro no sancionó esta supuesta agresión del ex Rosario Central. Pero no quedó todo ahí, inmediatamente Neymar, una de las figuras del Paris Saint Germain, se cruzó con el defensor Álvaro González y, al grito de “racismo no”, le manifestó a una de las autoridades del encuentro que el español lo había insultado.

Ya en el segundo tiempo, la pierna fuerte, las agresiones y las provocaciones eran continuas y daba la sensación de que, en cualquier momento, el desarrollo de los acontecimientos podía ser aún peor.

Ángel Di María y el ex Boca Juniors, Leandro Paredes, le dieron dos fuertes patadas a Dimitri Payet, que parecía ser el jugador más apuntado por los parisinos. El árbitro decidió no expulsar a ninguno de los argentinos.

Pasados algunos minutos y con el final cada vez más cerca, el partido terminó de descontrolarse. Leandro Paredes cometió una infracción sobre su compatriota Darío “Pipa” Benedetto y otra vez el tumulto y los empujones se adueñaron de la escena. Pero esta vez, paso a mayores porque varios de los protagonistas comenzaron a agredirse con golpes de puño. Neymar le dio un “cortito” en la cabeza a Álvaro y quedó registrado en las cámaras. El árbitro, luego de recurrir al VAR, decidió expulsar a Paredes, Kurzawa y Neymar (PSG), y a Amavi y Benedetto (Olympique de Marsella).

Al retirarse del campo de juego, “Ney” se descargó frente a una de las cámaras: “Es un racista, por eso le pegué”. Esta es una fuerte acusación del brasileño contra el español, que de comprobarse, también debería ser duramente sancionado.

Finalmente, después de 11 años, el conjunto marsellés se adjudicó el clásico en un partido que dejo de todo menos fútbol.

El escupitajo de Di María a Álvaro González

Por Gastón Vega 

(Para MLB Productora)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar