Deportes

Con poco sabor a Merengue

El Real Madrid de Facundo Campazzo y Gabriel Deck quedó eliminado en la Final Four de la Euroliga al perder por 90-95 ante el CSKA de Moscú en una de las Semifinales. El cordobés finalizó con 10 puntos, 6 asistencias, 2 rebotes y un robo mientras que el santiagueño registró 2 puntos, 2 rebotes y un robo. Jugarán por el tercer lugar ante el Fenerbahce de Turquía

Real Madrid jugará por el tercer puesto a las 13:30 de Argentina y será televisado por Direc TV. La final será a las 15:30 entre Anadolu EFES Estambul contra CSKA de Moscú y será transmitido por el mismo canal

Las dos veces que se enfrentaron por este certamen en está temporada el equipo ruso mostró ser más contundente ante un combinado que empezaba a transitar su camino sin su gran figura, Luka Doncic a los 18 años se fue a la NBA.

Durante todo el partido, Real Madrid siempre dominó el ritmo de juego y así fue como se fue con ventaja al final de cada cuarto. En los diez minutos iniciales, el campeón defensor demostró mejor acierto ofensivo y lo terminó ganado por 22-18. Al retomar el encuentro, está vez los rusos demostraron ajustar sus errores y fue un parcial muy parejo que lo ganó el CSKA de Moscú por dos puntos, con esto recortó la desventaja de cuatro puntos a dos al descanso (43-45).

En el complemento, el conjunto de la capital española tomó de nuevo el ritmo de partido y se vio su mejor desempeño ofensivo al anotar 28 puntos en sólo el tercer cuarto, así finalizó con una ventaja de 73-65. Todo estaba a favor para el equipo de Pablo Laso, lideraba por una ventaja de nueve puntos cuando quedaban ocho minutos de partido pero a partir de ahí empezó la debacle del «Merengue» y la remontada del equipo de la capital rusa.

El que lideraba el juego estuvo más de tres minutos sin anotar mientras que hasta ese momento la ventaja de nueve puntos era sólo de dos puntos, CSKA Moscú estaba al borde de darle la vuelta al juego. Otros dos minutos de sequía en la ofensiva madrileña que terminaron con un lanzamiento de tres puntos que dejaba el 83-80 a favor con tres minutos de juego para el final.

A partir de ahí, fue golpe por golpe y el equipo «Krasno-sinie» tomó el liderazgo cuando quedaba un minuto con veinte segundos para el final con un 87-85 en el marcador que no volvió a perder. La revolución rusa se había gestado con una increíble defensa que frenó el ataque rival y le permitió tomar confianza para ganar el cruce, por más que el campeón defensor se había acercado a un punto con un triple de Sergio Llull, pésima noche para el español con un acierto de ocho tiros lanzados desde la línea de tres puntos, a diecisiete segundos ya era imposible evitar la debacle.

La buena defensa gana campeonatos, según un tal Michael Jordan, y aún no se sabe si sucederá para este equipo pero al menos le sirvió para volver a la final de esta competencia tras tres años, la última vez que levantaron este prestigioso trofeo.

Por Augusto Fortunato

Anuncio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar