Deportes

Copa de Italia: La Juventus empato en la vuelta de las semifinales con el Milán y sella el pasaporte a la final

La "Vecchia Signora" empató 0-0 ante el Milán y jugará la final de la Coppa Italia

En Turín, igualaron sin goles Juventus y AC Milán, pero la «Vecchia Signora» clasificó por anotar en el San Siro el gol como visitante que vale doble.

La Juventus arrolló en un arranque torrencial en el que Cristiano mal erro un penal y Rebic vio la roja directa, pero dedicó el segundo acto a optimizar el 1-1 que arrastraba de San Siro. Ante un Milán carente de ideas con pólvora mojada, la fórmula funcionó y los dirigidos por Sarri estarán el próximo de Junio en la Gran Final.

En la previa del partido ambos equipos tenían la insignia negra contra el racismo

El argentino Paulo Dybala completó todo el partido en el que metió a Juventus en la final por el 1-1 de la ida que ahora (espera por Napoli o Inter (1-0)). Que juegan este sábado. El otro argentino Lucas Biglia fue suplente en Milán.

Regresó el segundo acto con una fugaz salida ‘Rossonera’ por banda que Çalhanoglu cabeceó fuera por poco. Fue un espejismo.

Pronto devolvió la Juve el duelo al redil, con un control incontestable pero falto de ritmo. Quizás por la falta de rodaje, se impuso en el partido un sonido tedioso solo alterado cuando las individualidades «Bianconeri» que recibían cerca del área.

La Juve no necesitaba arriesgar y mientras que el Milán se ocupaba en sobrevivir. Ambas partes parecían decididas a postergar las hostilidades para el desenlace final.

Los técnicos allanaron el terreno. Pioli introdujo con Leao a un delantero y Sarri cambió tres piezas de un saqué.

Aun así, la cadencia del duelo persistía. Toque, toque y más toque «bianconero» con alguna intentona abortada a última hora.

Se agotaba el tiempo y el Milán no dio señales de reacción, tan trabajador como falto de oxígeno. La «Vecchia Signora» mantuvo su control del encuentro hasta el desenlace, que certifico su acceso a la final de la Coppa. Inter o Nápoles será su oponente.

Cristiano Ronaldo falló un penal. En el primer acto, el portugués mandó un penal al palo y Rebic vio la roja directa.

Cristiano Ronaldo no soportó el error, pero ese error es humano y, aunque él no lo crea, también lo es. Esta vez ha sido en un partido importante, frente al Milán en casa y, aunque no haya hinchas en el estadio, todos los seguidores de la «Vecchia Signora» han podido ver cómo el portugués fallaba otro penal.

Ya son dos. El primero lo erró ante el Chievo Verona en enero de 2019. Esta vez corría el minuto 15 de partido cuando el árbitro indicó penal a favor de los locales. Con el marcador aún por estrenar, el futbolista luso cogió el balón, lo puso en el punto de penal y no pudo superar al guardameta Donnarumma.

Se trata, eso sí, de un error poco habitual en Cristiano Ronaldo, que acostumbra a anotar siempre desde los once metros.

En este mismo encuentro, Pjanic, pretendido por el Barça y en mitad de una negociación a cuatro bandas entre Barça, Juventus, el propio bosnio y Arthur Melo, ha visto la tarjeta amarilla en el minuto 43, a dos minutos del descanso. – Pero lo más importante del primer tiempo, sin duda, del partido también; fue el error de Cristiano Ronaldo.

El Milan llegaba a la cita mermado por sus disputas intestinas y con las importantes bajas de Ibrahimovic, Castillejo y Theo. Su técnico Pioli apostó por superpoblar el terreno, encerrarse atrás y dejar a Rebic descolgado en ataque.

Sarri optó por salir a morder. La Juve planteó de inicio una presión asfixiante que obstruyó la salida «Rossonera».

La «Vecchia Signora» trató al Milan como a una piñata. Lo golpeó por todas partes sin cesar hasta que obtuvo premio. Pasado el cuarto de hora, Conti tocó el balón con el brazo dentro del área y el árbitro señaló los once metros tras consultar al VAR. Ahí fue Cristiano, que tiró a romper pero se topó con la madera.

Al Milan se le congelaría la sonrisa en la cara. Siguió la acción y Rebic, único delantero «rossonero» en el verde, estrelló la plancha de su bota derecha contra el pecho de Bentancur en un balón dividido. Acción temeraria y absurda, roja directa. Reaccionó de forma tímida el Milan, pero sin romper el asedio. Aun así, resistió. Donnarumma solo apareció en dos tiros de Matuidi y Ronaldo.

Por Víctor Osorio

(Para MLB Productora)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar