Tecnología

Donald Trump en contra de la red social del pajarito y amenaza con regularizar o cerrar tras verificaciones por publicaciones engañosas

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se prepara para firmar un decreto en contra de las compañías de redes sociales luego de que Twitter aplicara la herramienta de verificación de datos a dos de sus tuits y los calificara como "engañosos"

El mandatario ya había advertido que pondría nuevas regulaciones y llegó a amenazar con el cierre de las redes sociales, algo que no puede hacer por iniciativa propia sin la decisión previa del Congreso.

Los dichos de Donald Trump en la red social

Un borrador del decreto, al que tuvo acceso Reuters, le ordena a las agencias federales que aclaren el alcance de una ley conocida como Sección 230, que protege a las compañías de Internet de la responsabilidad por el contenido ilegal publicado por los usuarios y les permite eliminar los mensajes legales pero inaceptables.

La sección 230 contiene una disposición que permite a las plataformas en línea como Twitter y Facebook retirar o restringir el acceso al material que determinen «de buena fe» que sea lascivo, excesivamente violento, acosador o de alguna otra manera censurable.

El decreto ordena al Departamento de Comercio que pida a la Comisión Federal de Comunicaciones que aclare la ley.

De firmarlo, el decreto deberá ser estudiado por la Comisión Federal de Comunicaciones y la Comisión Federal de Comercio para que estas evalúen si es válido imponer nuevas reglas a las empresas sin consultar al Congreso.

Como había anticipado en Twitter, Donald Trump firmó una orden ejecutiva -un decreto- para hacer responsable a las redes sociales por la publicación de los contenidos.

El mandatario además instruyó al fiscal general William Barr para que trabaje con los estados para hacer cumplir las leyes contra lo que describió como prácticas comerciales engañosas de tecnológicas como Twitter o Facebook.
.
El decreto contra las compañías eliminaría el blindaje de responsabilidad que tienen actualmente y las censuró por su presunta parcialidad editorial. La orden ejecutiva impugna las protecciones de responsabilidad que sirvieron como base para los discursos sin limitaciones a través de Internet.
.
«Estamos hartos», dijo Trump, que también aseguró que el decreto defiende la libertad de expresión.

«¡Este será un gran día para las redes sociales y la justicia!«, escribió Donald Trump esta mañana en Twitter.
También señalan que podrían retener los dólares que cobran por avisos tanto Twitter como cualquier otra compañía de redes sociales que «violan los principios de libertad de expresión».

El miércoles, Donald Trump había acusado a las redes sociales de «silenciar las voces conservadoras» y amenazó con que las regularía fuertemente o directamente las cerraría.

«Los republicanos sienten que las plataformas de redes sociales silencian completamente las voces conservadoras. Vamos a regularlas fuertemente o las vamos a cerrar, antes que permitir que algo así suceda», había tuiteado el presidente de Estados Unidos.

Los posteos del jefe de Estado había afirmado sin evidencia que la votación por correo conduciría al fraude electoral

El presidente de Estados Unidos arremetió contra Twitter después de que la red social calificara de «engañosos» unos mensajes en los que el republicano acusaba de fraude a los gobernadores que estaban enviando boletas para votar por correo electrónico.

«No hay manera (¡cero!) de que las boletas de voto por correo sean menos que sustancialmente fraudulentas. Los buzones serán robados, las boletas serán falsificadas e incluso impresas ilegalmente y firmadas fraudulentamente. El Gobernador de California está enviando boletas a millones de personas», indicó Trump en uno de los mensajes publicados este martes.

En el segundo texto agregó: «Cualquiera que viva en el estado, sin importar quiénes son o cómo llegaron allí, recibirán una. Esto será seguido por profesionales diciéndole a toda esta gente que voten, muchos de los cuales nunca han pensado en votar antes, cómo y por quién. Esta será una elección amañada. ¡No puede ser!».

Este choque entre Donald Trump y Twitter llega en un año electoral en el que las plataformas lanzaron una decena de nuevas reglas para evitar que se publiquen y repitan (FALSAS NOTICIAS) sobre los candidatos y el proceso de votación, tal como pasó en el año 2016. La pandemia de Coronavirus intensificó esos esfuerzos.

Debajo de los tuits de Trump, la red social ahora agrego un enlace con un mensaje que conduce a una página de verificación cuando se publica algo sin fundamento. «Obtenga la información sobre las votaciones por correo«. Este link le daba a los usuarios un aviso donde destacan que los dichos del mandatario son «infundados» y citan una información de varios medios, entre ellos la CNN y The Washington Post.

Claro que la reacción en dar respuestas de Donald Trump a la acusación no se hizo esperar. De inmediato apuntó contra Twitter al sostener la empresa intenta «interferir» en las elecciones presidenciales de noviembre. Y aseguro que como presidente no permitirá que esto suceda.

Twitter comenzó a usar la herramienta de verificación el mes pasado y dijo que la decisión sobre la etiqueta que se coloca será interna y estará basada en información curada por los medios de comunicación.

Por su parte, el jefe de campaña, Brad Parscale, señaló que el «claro sesgo político» de Twitter había llevado a la campaña a retirar todos sus avisos de esa red social, aunque Twitter ha prohibido la publicidad política desde noviembre pasado.

«Esto no nos convierte en un árbitro de la verdad. Nuestra intención es conectar los puntos de las declaraciones en conflicto y mostrar la información en disputa para que las personas puedan juzgar por sí mismas«, y además agregó: «Seguiremos señalando información incorrecta o disputada sobre las elecciones a nivel mundial«, afirmó respondiendo en su cuenta anoche el CEO de Twitter, Jack Dorsey.

Por Víctor Osorio

(Para MLB Productora)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar