Deportes

FC Barcelona-Real Madrid volvieron a empatar sin goles tras 17 años

El derbi más importante del fútbol español se jugó el pasado miércoles, tras la cancelación en octubre por protestas políticas , en el Camp Nou

Una previa cargada de política con el «Tsunami Democràtic»

Esta es una plataforma catalana impulsada por la sociedad civil y personalidades de la política para dar respuesta a la sentencia del juicio del procés. Se crearon en agosto de este año y desde ahí han impulsado las movilizaciones que hemos visto durante el octavo del mes del ciclo en adelante. Ya anunciaron que la escena del partido, iba a ser utilizada para manifestarse políticamente.

Un manifestante enseña a cámara un cartel de la plataforma catalana 'Tsunami Democràtic', en la plaza Pius XII, Barcelona.
En las inmediaciones del estadio, hubo carteles que fueron requisados hacia los manifestantes del «Tsunami Democrático»

Algo que no sucede en Europa, es que los equipos no concentran en hoteles cuando son locales como si sucede en el fútbol argentino. Sin embargo, para está ocasión los planteles del FC Barcelona y del Real Madrid se juntaron horas antes en un hotel cercano al Nou Camp para asistir juntos al estadio, también lo han hecho la terna arbitral del duelo.

Un grupo de personas durante una acción convocada por Tsunami Democràtic, en la plaza Pius XII, en Barcelona.
La convocatoria fue antes del partido para los independentistas catalanes

Los protestantes de este grupo catalán, se juntaron en las inmediaciones para captar la atención de las personas que fueron a ver el partido y promover el eslogan de «Spain, sit and talk», que significa «España, siéntate y habla» y busca que el Estado Español que «se siente y dialogue» con el Govern de la Generalitat para tratar de buscar una solución al problema político que existe en Catalunya. Si bien el movimiento no tuvo el éxito que buscaba, los ultras del «Boixos Nois» y los independentistas del Tsunami Democrático se han enfrentado en una pelea multitudinaria que necesitó la intervención de Mossos d’Esquadra. A su vez, hubo aproximadamente 20 heridos que necesitaron asistencia sanitaria, según informó Sistema de Emergencias Médicas, y seis de ellos necesitaron un traslado a un centro sanitario. Dos Mossos resultaron heridos de gravedad por fracturas. En total, el SEM realizó 60 asistencias sanitarias.

Disturbios y fogatas en las adyacencias del Camp Nou
Los disturbios ocurrieron minutos previos al partido
Los manifestantes se enfrentaron con la policía
Los Mossos se enfrentan a los manifestantes catalanes

El FC Barcelona permitió que entren banderas políticas al estadio y durante el desarrollo del juego se vieron cánticos independentistas acompañados de una lluvia de pelotitas amarillas. Un clásico cargado de política se vio afuera y adentro del estadio.

La senyera, la bandera de Cataluña, fue portada por varios hinchas en el Camp Nou
Además de las tradicionales banderas catalanas, se exhibieron carteles de tinte político y el lema «España, siéntate y habla»

Un Real Madrid superior y un «Barça» dependiente de Messi

En lo que respecta a los 90 minutos, los veinte iniciales fueron de ida y vuelta, con ambos equipos pero con la visita en un mejor nivel. De hecho, a los quince casi anota el 0-1 con un cabezazo de Casemiro que Piqué evitó. Hubo dos penales a Varane que el colegiado no vio y marcaron las polémicas. Una falta de Lenglet al francés y luego un agarrón de Rakitic. A la media hora, Messi tomó el balón tras un despeje de Courtois y remató al arco semi vació para lograr el primer gol en la noche lluviosa, que no fue porque Sergio Ramos se puso como último hombre y mandó la pelota al córner. Diez minutos después, Messi hablitó a Jordi Alba y el lateral ejecutó un remate desvíado. Los locales tuvieron sus oportunidades cuando el capitán tenía espacio para jugar, mientras que los de Zidane manejaron el ritmo del encuentro.

Resultado de imagen para lenglet varane
La infracción de Lenglet a Varane que el árbitro ni el VAR observaron

En el complemento, Griezmann centró la pelota a ras del suelo para que Messi remate sin oposición y el argentino, algo inusual en él, yerró su tiro. Gareth Bale casi abrió el marcador, primero con un lanzamiento que se fue pegado al poste derecho de Ter Stegen y luego, con un gol anulado por posición fuera de lugar de Rodrygo. La última fue para Luis Suárez y un tiro forzado que se marchó por encima del travesaño. No hubo tiempo para más y todo sigue igual en La Liga, los punteros se repartieron los puntos y el FC Barcelona lidera por diferencia de gol, ambos le sacan cinco puntos al Sevilla, el tercero con 31 unidades.

Lionel Messi ha acumulado cuatro partidos seguidos, en todas las competiciones, sin goles ni asistencias ante el Real Madrid

Por: Augusto Fortunato

(Para MLB Productora)

Etiquetas
Anuncio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar