ActualidadDestacado

Informe PISA: Estonia brilla con sus alumnos

El informe del programa internacional para la evaluación de estudiantes es un estudio llevado a cabo por la OCDE. Se realiza a nivel mundial y analiza el rendimiento académico de los alumnos en matemáticas, ciencia y lectura. Su objetivo es proporcionar datos comparables que posibiliten a los países mejorar sus políticas de educación y sus resultados, ya que este análisis no se evalúa al alumno, sino al sistema en el que está siendo educado. Para sus pruebas, los que responden preguntas son estudiantes de 15 años

El informe PISA se realiza desde el año 2000 y la mayoría de los países de ingresos medios y altos participan. Estonia ha superado a los países más desarrollados económicamente de Europa y ha hecho de su educación, una de alta calidad. Sobretodo, en edades muy tempranas.

Jardín de niños desde los tres años

En las pruebas de 2016, Estonia ocupó el tercer lugar en ciencias y el sexto en lectura

En este país, los niños y niñas asisten a está instancia escolar hasta los seis años, recién a partir de los siete años es cuando pueden empezar en la escuela primaria. Por eso, los padres deciden mandar a sus hijos e hijas al jardín a partir de los tres años, o incluso antes. Algunos, consideran que es muy importante que asistan porque el aprendizaje será muy rápido y tendrán que estar socialmente preparados. Los adultos, deberán hacer una contribución mínima de 80 euros al mes, pero está limitada como una proporción del salario mínimo.

En está modalidad de enseñanza, se enseñan conocimientos a través del juego dirigido por docentes, con un aprendizaje más formal que de a poco se introduce gradualmente. Aquí es el punto de inflexión, en Estonia se aseguran que el mayor número posible de futuros estudiantes emocional como físicamente listo para aprender. Según las pruebas de PISA, esto genera una brecha más corta entre ricos y pobres para la etapa de la adolescencia.

No se califica, sino que se entregan tarjetas de preparación escolar que describe sus habilidades, su desarrollo y que necesitan ejercer con más dedicación.

La clave para que Estonia consiga todos los niveles de habilidad

La educación básica universal es en escuelas donde los alumnos permanecen entre los 7 y los 16 años, y algunos estudiantes se quedan para prepararse para un estudio superior. En los colegios de todo el país, no se enseñan por diversos niveles de habilidad, lo consideran segregación. No se colocan a los estudiantes por grupos divididos por materia o logros, como si sucede por ejemplo en el Reino Unido. Los docentes tienen un nivel relativamente alto de libertad para correr riesgos en la forma en que diseñan las lecciones.

Finlandia como eje en la educación

Los jóvenes estonios superan a otros adolescentes de su misma edad en Europa en las pruebas de PISA

El 2 de febrero de 1920, se firmó el Tratado de Tartu y Estonia logró independizarse de Rusia. Una vez lograda su independencia, busco ideas en el país nórdico de Finlandia. Apuntaron a un nivel de equidad y esto tiene un costo. Los padres no contribuyen, salvo en en jardín. Gratis significa que no se pagan por los materiales de estudio, ni por los alimentos, tampoco por el transporte escolar. Actualmente, la educación se encuentra dentro de un contexto de economía empresarial y rápido crecimiento. Tienen una tradición de muchas horas de estudio, similar a lo que sucede en Asia. Esto último, generó un debate sobre la cantidad de tarea que tienen los alumnos e alumnas entre los padres.

La tecnología llegó para todos

Con el crecimiento de la economía, la innovación digital está a la vanguardia. De hecho, las elecciones ya son digitales. Hay un sistema de escuela electrónica, gran parte de la tarea como su corrección, se hace en formato en línea. Los libros también se encuentran digitalizados.

Hay cambios en curso, el gobierno está tratando de persuadir a más escuelas para que evalúen a los alumnos de 10, 13 y 16 años de edad para seguir su progreso. Tendrá que equilibrar esto con el alto nivel de libertad que tienen las escuelas ahora. También hay desafíos. Muchos de los docentes estonios se están acercando a la edad de jubilación y, a pesar de un gran impulso de reclutamiento, no se están uniendo a la profesión. En un sistema que valora mucho a sus maestros, es el mayor riesgo para mantener el notable progreso que ha realizado.

Por Augusto Fortunato

(Para MLB Productora)

Anuncio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar