DestacadoLife Style

La creación del jean, una mina de oro

La prenda de trabajo que revolucionó la moda

El pantalón vaquero o jean es una de las prendas más populares y usadas en la actualidad.

Tanto en el armario de hombres como mujeres estos versátiles pantalones no pueden faltar.

El motivo es que su uso cotidiano nos lleva a infinidad de combinaciones para estar cómodos y lucir bien.

La historia de los jeans se remota a 1800 cuando los obreros en las minas requerían un material textil que les permitiera trabajar largas horas.

Así evitaban lesiones en la piel mientras estaban en contacto con materiales rudos.

Los primeros pantalones vaqueros aparecen en el 1850 fueron fabricados por un inmigrante alemán, Levis Strauss.

Fue en su llegada a Nueva York para establecerse junto con su familia como comerciante.

Más tarde con la fiebre del oro en el oeste de Estados Unidos se mudó a San Francisco para montar una casa mayorista de telas llamada Levis.

Allí fue cuando empezó a fabricar pantalones de trabajo para los mineros con este tejido y los acabó bautizando por el nombre que recibía el tejido: «Jeans«.

La creación del jean, una mina de oro

Este nombre tiene su origen europeo, fue originalmente producida en Francia, particularmente en una ciudad al sur del país llamada Nimes, de aquí se deriva el nombre “denim” como es conocida la mezclilla o tela de jean.

Este género llegó a Inglaterra desde Francia porque a está tela se llamaba «fustán genovés» por fabricarse en la ciudad de Génova y en Francés se traduce a «Gênes«.

Este hecho acabó modificando el nombre del tejido con el paso del tiempo de «gene» a «jene«.

¿Cómo fue el progreso con el correr de los años?

Los pantalones vaqueros como hoy los conocemos se remontan a 1870 aproximadamente con un cliente de Levi Strauss.

Era un sastre de origen lituano que le compraba rollos de tela llamado Jacob Davis.

Estaba cansado de comprar tela para remendar los pantalones rotos que frecuentemente se desgarraban en la parte de los bolsillos por el peso de las piedras y minerales que los mineros metían mientras trabajaban.

La creación del jean, una mina de oro

Davis pensó en reforzarlos con remaches de cobre en algunos puntos de especial tensión.

Tales como los extremos de los bolsillos o la base de la bragueta.

Por la falta de recursos para patentar la idea, le propuso a Levi hacer negocios juntos y fabricar estos pantalones que ya estaban popularizando su uso entre los mineros y los jornaleros.

Así que el 20 de mayo de 1873 recibieron la patente #139,121 de la Oficina de patentes y marcas estadounidense.

Por ende, nació el jean tal y como lo conocemos.

La creación del jean, una mina de oro

La tela era color ocre originalmente, ellos confeccionaron inicialmente jeans en dos tipos de telas.

Fueron con lona color café y denim azul, pero la creación del modelo 501 en 1890 fue la que los llevó a la cima.

Paulatinamente los campesinos y los cowboys de la zona Oeste de los Estados Unidos adoptaron esta prenda tanto para sus tareas de campo como para su vida cotidiana.

Así les dieron ese toque varonil y de hombre rudo sello distintivo de esa región.

Cuando jóvenes y personas de otras regiones de Estados Unidos viajaban al Oeste compraban esta prenda como un souvenir.

Luego, los lucían en entornos tanto rurales como urbanos haciéndose cada vez más populares.

La creación del jean, una mina de oro

OshKosh B’Gosh entró al mercado en 1895, Blue Bell (que más tarde se convirtió en Wrangler ) en 1904 y Lee Mercantile, en 1911.

Durante la Primera Guerra Mundial, Lee Union-All fueron el estándar para todos los trabajadores de la guerra.

Para 1918 la marca sacó el modelos Fredom Alls para la mujer con una fuerte campaña publicitaria.

Se la vio con una pieza como un overol o un mono.

Durante los 30′, crearon los Lady Levi’s, un blue jean tradicional con botones en la bragueta y con mejor adaptación al cuerpo femenino que marco una revolución.

La creación del jean, una mina de oro

En 1935 la revista Vogue en su edición de «Viajes de Verano» presentó al jean femenino como una prenda que toda mujer del siglo XX debería tener en su armario.

En los años 50 los jeans empezaron a asociarse con la juventud rebelde anti-sistema.

Actores como Marlon Brando y James Dean popularizaron la imagen del ídolo adolescente.

Por: Nora Carreón

(Para MLB Productora)

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar