Deportes

Liverpool, dueño de Europa

Los Reds derrotaron 2 a 0 al Tottenham de Mauricio Pochettino y se consagraron campeones de la Champions por sexta vez en su historia

El fútbol da revancha y quien la tuvo este sábado fue el Liverpool. El elenco oriundo de la ciudad de «Los Beatles» venía de perder 3-1 en la edición anterior frente al poderoso Real Madrid -en Kiev (Ucrania)- y eso fue una espina muy difícil de quitar. Además había afectado mucho aquella lesión que Sergio Ramos le provocó a Mohamed Salah en su hombro, lo que lo obligó a dejar la cancha.

Los dirigidos por el alemán Jürgen Klopp no sintieron presiones en esta Champions y nuevamente accedieron a la final, habiendo vencido heroica al Barcelona en semifinales, ya que perdieron 3-0 por la ida en el Camp Nou y dieron vuelta la serie por 4-0 en Anfield Road.

Klopp le dio la número 6. Las otras 5 fueron en 1977, 1978, 1981, 1984 y 2005

Todo comenzó con un gol de vestuario. No se llegó al medio minuto de juego y un centro de Sadio Mané dio en el brazo extendido de Moussa Sissoko, dentro del área. Muchos lo consideraron polémico, pero el árbitro esloveno Damir Skomina cobró penal y quien lo ejecutó fue el astro egipcio Salah, mediante un fuerte disparo. Fue su quinto tanto y fue el máximo artillero de su equipo en esta edición.

El gol tempranero pareció aniquilar a los Spurs y de esa forma el Liverpool logró mantenerse sereno, controlar el resultado y no desgastarse físicamente. La primera etapa no tuvo muchas más emociones.

Cuando inició el complemento los dirigidos por Pochettino fueron por el empate pero en los últimos metros carecieron de ideas para amigarse con la red y cada vez que patearon al arco Alisson Becker controló muy bien la pelota. De esa manera el arquero brasileño se convirtió en la gran figura de la final, en el Wanda Metropolitano de Madrid.

La historia estaba prácticamente sentenciada a los 42 minutos Divock Origi aprovechó un error defensivo, remató rasante con la zurda, venció a Hugo Lloris y puso el 2 a 0 definitivo para desatar toda la euforia roja.

Ha sido magnífica la campaña del elenco de Pochettino, quien por primera vez en la historia logró que el cuadro londinense llegara a una final de Champions y que se ubique dentro de los mejores clubes del mundo en la actualidad.

Los laureles fueron para Liverpool, una institución que cuenta con una historia más que rica. Conquistó su sexta Champions y la primera de su DT alemán Jurgen Klopp: un trabajador incansable y un excelente profesional que venía de sufrir no solamente el subcampeonato del año pasado ante el Merengue, sino también el de 2013 frente al Bayern Munich pero siendo entrenador de su eterno rival: Borussia Dortmund. Además había perdido otras finales importantes, tanto con los equipo inglés como con el alemán.

Por último, cabe destacar que fue el título internacional número 12 para el conjunto de Anfield Road, producto de 6 Champions, 3 Europa League y 3 Supercopas de la UEFA. Es el club inglés con más consagraciones internacionales.

El Mundial de Clubes va tomando forma con la participación de Liverpool, por ahora el candidato principal para conseguirlo por primera vez en su historia. Los otros -por ahora- clasificados son el Monterrey de México (Concacaf), el Espérance de Tunis (África) y el Hienghène Sport de Nueva Caledonia (Oceanía). Falta que se defina el campeón de Asia, el del país que será anfitrión -aún no se sabe dónde se jugará- y nada menos que el de la Copa Libertadores.

Por Marcelo Baratti

(Para MLB Productora)

Anuncio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar