Actualidad

Mongolia puso y ordenó entrar en cuarentena a una de sus regiones y cerró fronteras luego de reportarse un brote de peste negra

Una pareja falleció por peste bubónica tras comer el animal y desencadenó una cuarentena estricta

Mongolia cerró sus fronteras por el peligro de la peste negra, tras conocerse el consumo de marmota

Nuevamente, el consumo de la carne de marmota cruda desencadenó un peligroso brote de peste negra, que obligó al gobierno de Mongolia a dictar una cuarentena estricta en la ciudad de Tsetseg, provincia occidental de Khovd.

La medida fue tomada por las autoridades luego de que una pareja falleciera por la enfermedad tras ingerir al animal, según confirmó el Centro Nacional para las Enfermedades Zoonóticas (NCZD) del país en base a los tests de laboratorio realizados.

Según un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de 2010 a 2015, se registraron más de 3 mil 248 casos de peste bubónica en el mundo, lo que provocó la muerte de 584 personas. Los países más golpeados por la enfermedad son Madagascar, Perú y la República Democrática del Congo.

La dependencias sanitarias de la zona ya aclararon que rastrearon a las personas que tuvieron contacto con la pareja para hacerles un seguimiento ante los potenciales síntomas que pueden manifestar.

«En los dos casos confirmados, se identificaron 146 individuos de primer contacto y 504 de segundo contacto, y se recolectaron y analizaron 146 muestras de primer contacto», puntualizaron.

Los medios locales sugirieron que las víctimas eran un hombre de 27 años y una joven mujer de edad desconocida, de acuerdo al Moscow Times.

Ambos habrían comido carne de este roedor, provocando una infección en su organismo que terminó con su vida.

Fue tal el riesgo que generó la muerte de las dos personas que el gobierno anunció además el cierre de la frontera con Rusia para evitar que se propague la enfermedad, sumamente contagiosa, por fuera del país. Tras los decesos, se dispuso el confinamiento para la capital de la provincia y uno de los distritos de la región, a unos 500 kilómetros al sur de las repúblicas siberianas meridionales de Tyva y Altai. A su vez, a los vehículos se les prohibió temporalmente el ingreso a la región.

En mayo de 2019 había ocurrido un caso similar en la ciudad mongol de Ulgii, provincia de Bayan-Ölgi , cuando un hombre de 38 años y su mujer, embarazada, murieron por el mismo motivo. Las medidas tomadas por parte de las autoridades fueron idénticas.

Por Víctor Osorio

(Para MLB Productora)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar