Actualidad

Reinserción social de las víctimas de trata sexual

Es posible y a la vez un proceso muy complejo

Según indican los especialistas, se debe contar con apoyo público y privado, tratamientos médicos y psicológicos y contención familiar. Además el Estado debe contribuir con educación y la aplicación de políticas de empleo y vivienda.

La trata de personas es un delito de lesa humanidad que deja consecuencias graves en sus víctimas y en el desarrollo de sus vidas. Aquellas personas afectadas pueden reintegrarse a la comunidad pero para lograrlo deben atravesar un procedimiento difícil, con ayuda estatal, de organizaciones no gubernamentales y de un grupo multidisciplinario de profesionales.

Viviana Caminos es la Presidente de RATT (Red Alto al Tráfico y la Trata) y Consultora en el Ministerio de Seguridad y Justicia de la Provincia de Buenos Aires. Ella considera que “el Estado debe encargarse de la educación y capacitación de los afectados por este delito. También debe tener un rol activo en las políticas públicas de empleo y de vivienda, que sean sostenidas en el tiempo y articuladas entre la Nación, las provincias y los municipios”. De todas maneras, agregó que “en la Argentina contamos con poco presupuesto para esto y con casi nulas políticas públicas como esas y las que fomenten trabajo, lo cual es elemental para salir adelante”.

Además, Caminos remarcó: “La contención familiar y un hogar son factores muy importantes, pero son incontables los casos de víctimas, especialmente chicas menores de edad, que no tienen una familia que las apoye y las aloje, y los refugios estatales para estos casos no cuentan con fondos suficientes por parte del Estado”. «Hay síntomas que se mantienen a lo largo de la vida’’.

El psicólogo Alberto Ilieff es co-coordinador de Red Abolicionista de la Prostitución y la Trata de Personas y opina que las víctimas sí pueden reinsertarse pero que “parte del daño sufrido perdura a lo largo de la vida”. Coincide con Caminos en que “el Estado es responsable de la reinserción social, pero que en la realidad su actuación es sumamente deficitaria”.

‘‘En general nunca hay una recuperación completa. Eso dependerá en gran medida de la magnitud del daño sufrido y de la capacidad de la persona para reponerse y procesar psicológicamente las situaciones de violencia vividas. El tiempo que demanda la recuperación también es muy variable, dependiendo de los recursos que se le suministren y de la capacidad personal’’, explicó Ilieff, Y agregó: ‘‘Aun recibiendo la mejor asistencia, nada asegura que se logre una reintegración efectiva, y hay síntomas que se mantienen a lo largo de la vida, incluso ya fuera del peligro de la prostitución’’.

La importancia de las terapias de salud mental

Mario Cabo Martínez es psicólogo y Erik García Muñoz psiquiatra y ambos brindaron sus palabras con respecto a la importancia de sus profesiones para con las víctimas de trata y explotación sexual.

‘‘Reinsertar a una persona desde lo psicológico es un trabajo duro.También es un proceso interdisciplinario complejo, en donde intervienen también trabajadores sociales, abogados, médicos y psicopedagogos, organizados a través de un protocolo de acción que acompañe y asista a la víctima y a su grupo familiar, hasta su definitiva reintegración dentro de la sociedad’’, explicó Cabo Martínez. Y puntualizó: ‘‘Tanto lo social como lo psicológico, son dos valores prioritarios para la recuperación’’.

Por su parte, García Muñoz afirmó que: “El trauma tiene componentes psicológicos, pero también biológicos muy importantes. Estos cambios sólo pueden ser revertidos con el uso de la psicofarmacología, que es un tema exclusivo de la psiquiatría’’. Además, agregó que: “dicho trauma generará trastornos intensos o alteraciones mentales por estrés y que, a menor edad, la persona aprende que es ‘un mundo del cual no tiene escapatoria y reconoce que se encuentra indefensa”.

Por último, el psiquiatra manifestó que “la reinserción es posible, pero lo sufrido queda marcado en el desarrollo de la personalidad y cuanta menor sea la edad, mayor será la complejidad para que la víctima se reintegre socialmente’’.

Los especialistas de las distintas ramas que trabajan en la reinserción social consideran que ésta es posible pero que a la vez hay personas que quedan marcadas de por vida. Lograr salir adelante no es nada sencillo, especialmente en la Argentina.

Por Marcelo Baratti

Anuncio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar