Life Style

Sabías cúales son los 9 productos más difíciles de reciclar

Algunos materiales son muy difíciles de convertir en algo nuevo una vez que su ciclo de vida termina

.

Fuente: Shutterstock

El reciclaje es una actividad fundamental para alcanzar un futuro sostenible en el que vivamos en armonía con el ambiente. Por desgracia, existen algunos materiales que son extremadamente difíciles de convertir en algo nuevo una vez que su ciclo de vida llega a su fin, y terminan relegados casi exclusivamente a montañas de desechos.

Estos son los productos que representan el un mayor reto para el reciclaje a nivel mundial:

1. Bolsas de plástico

bolsa plastico planeta
Fuente: Shutterstock

Cada día, 500 mil millones de bolsas de plástico son utilizadas en el mundo, según cifras de la ONU. Tienen un tiempo medio de utilización de 12 minutos, pero causa la muerte de al menos un millón de aves y 100 mil mamíferos marinos cada año.

Algunos países, como España, han tomado medidas para eliminar el consumo de plásticos de un solo uso, pero es un problema demasiado grande para darle una solución tajante. Llevar nuestras propias bolsas eco amigables es una alternativa muy sencilla y cada vez son más los que la practican.

2. Pañales, compresas y toallas femeninas

Cada bebé usa en promedio 6 mil pañales en sus primeros dos años de vida, y su composición dificulta considerablemente su reciclaje. El mismo problema se observa en otros productos absorbentes de higiene, como compresas y toallas femeninas

Para reducir su impacto, podemos sustituir los pañales de un solo uso por alternativas de tela o biodegradables y reemplazar las compresas por la copa menstrual reutilizable.

3. Cápsulas de café

Las cápsulas de café en grano no pueden separarse del producto que contienen, es decir que no pueden considerarse como envase y reciclarse de la misma forma. Algunos países poseen puntos de desecho en los que se puede eliminar y reutilizar estas cápsulas, pero la gran mayoría termina en la basura.

4. Bombillas

bombillo
Fuente: Shutterstock

Por sus distintos tipos -de filamento, LEDs, fluorescentes-, las bombillas deben ser tratadas cada una según sus especificaciones, e incluso existen algunas imposibles de reciclar. Aún así, nosotros podemos poner de nuestra parte para convertirlas en otras cosas, como adornos o macetas. ¡Tu imaginación es el límite!

5. Aceite

Un litro de aceite usado contamina 1.000 litros de agua. Por ello, evitar que termine en nuestras fuentes de agua es de alta prioridad. Su grasa causa atascos en tuberías y canalizaciones, y contamina el medio ambiente de los animales acuáticos. Los contenedores urbanos y puntos limpios son la mejor opción para evitar su impacto.

6. Medicamentos

Los medicamentos arrojados por el desagüe contaminan la flora y fauna de nuestros ríos y océanos. Lo mejor sería llevar los remedios caducados a una farmacia -si los aceptan-, punto limpio o vertedero especializado. De esta manera se eliminan los residuos peligrosos para el ambiente.

Antes de llegar a esta instancia, si tienes medicamentos que no utilices, puedes llevarlos a un hospital. En muchos de ellos los reciben.

Debes evitar la toronja si usas varios medicamentos comunes
Fuente: Shutterstock

7. Chicles

Los chicles se usan cuando mucho por unos minutos, y luego tardan años en degradarse por completo. Por lo general, los chicles no se reciclan, pero existen algunas iniciativas privadas que se encargan de reciclar y reutilizar su material para crear contenedores hechos de la materia prima del chicle, o incluso suelas de zapatos.

8. Juguetes

Las muñecas, los camiones o los vehículos de control remoto están hechos de diferentes materiales que deben ser correctamente reciclados en un punto limpio.

Si tienes juguetes que tus niños ya no usan y están en buen estado, lo mejor es darles una segunda vida regalándolos o donándolos a organizaciones que los acerquen a otros pequeños.

9. Discos y vinilos

disco vinilo
Fuente: Shutterstock

 

Los discos están hechos en un 98% de plástico, pero no debemos tirarlos al contenedor de los envases, sino llevarlos a un punto limpio. Aun así, lo mejor es intentar darles un nuevo uso en casa, porque su reutilización a nivel industrial es muy complicada.

Ahora que conoces esta información, es importante que limites tu consumo de estos productos. El planeta está en problemas, y salvarlo está en nuestras manos.

Fuente: National Geographic

 

Anuncio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar