Life Style

Tamboreras: un proyecto para fortalecer a las mujeres a través de la música

Se trata de una iniciativa que nació en Argentina através de talleres y retiros de percusión. Busca conectar a las mujeres con el poder sanador de la música

Tamboreras es un proyecto que nació en Argentina en 2010 con el objetivo de generar encuentros donde las mujeres experimenten la percusión de forma colectiva, y crear una red de mujeres percusionistas profesionales alrededor de Latinoamérica y el mundo.

Este proyecto que busca fortalecer a las mujeres a través de la música y la percusión, fue expandiéndose a lo largo de los años. «Ha crecido porque está atravesado por la contemporaneidad que nos toca a todas las mujeres y a toda la sociedad: la visibilización de las mujeres a través de las marchas, el ni una menos y la lucha por nuestros derechos. Esta situación histórica, de la que nos sentimos parte, nos fortaleció», cuenta Vivi Pozzebón, quien lidera el proyecto junto a Lili Zavala.

MUJERES AL TAMBOR

«Encontrarnos con el poder de la música y el canto es muy sanador: comprendemos que las mujeres podemos hacer lo que deseamos y que tenemos el poder de llevarlo adelante. Esa es la máxima enseñanza de la música y los tambores», comparte su directora.

También cuenta que muchas mujeres llegan a sus encuentros sin haber tenido una experiencia previa con la música y que, al vincularse con el tambor, el sonido y el ritmo, se transforman completamente: descubren su capacidad de tocar un instrumento, de sostener un ritmo constante, de tocar en grupo.

«Tocar en grupo con otras mujeres es muy potente, curador y movilizante. La fuerza de lo colectivo y el sonido que se genera grupalmente genera un satisfacción inmensa. Recuperamos poderes que creíamos perdidos o relegados por cumplir los mandatos y exigencias de ser mujeres», comparte Vivi.

RETIROS DE TAMBORERAS

Las mujeres, que viajan de todas partes de Argentina y los países limítrofes, se juntan a tocar el tambor en la naturaleza durante tres, cuatro o cinco días. Hay talleres de percusión por la mañana y por la tarde. Además, se convocan mujeres percusionistas de diferentes partes del mundo, que comparten talleres especiales como lenguaje de señas, cantos mapuches y talleres de candombe.

«Nos retiramos de la cotidianidad y nos retiramos a la naturaleza, lo que nos permite un contacto profundo con una misma, con la percusión, el sonido y las vivencias de otras mujeres», cuenta Vivi. «Cada retiro es diferente porque hay mujeres diferentes y cada una tiene algo para dar. Por la noche, todas cantamos y tocamos y las mujeres se encuentran haciendo cosas por primera vez. Nos motivamos entre todas y nos abrimos a nuevas posibilidades», continúa.

Los retiros son abiertos a todas las mujeres, con o sin experiencia con la percusión: han asistido mujeres desde los 15 a los 70 años, siendo su primera vez en contacto con los tambores. «El cruce de edades, de generaciones, procedencias y pensamientos es muy nutritivo. Compartimos las vivencias de cada una y todas aprendemos de todas», dice su directora.

Fuente: Facebook, Instagram, Tamboreras y La Bioguia

 

Anuncio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar