Rusia redobla los ataques en Ucrania y se retrasa otra evacuación en Mariupol

ACTUALIDAD 03/05/2022 Por Late
La operación militar rusa continúa para "liberar" las regiones de Donetsk y Lugansk, donde ya controla la mayoría del territorio, mientras sigue la lenta salida de civiles la planta Azovstal y la Unión Europea planea nuevas sanciones contra Rusia.
626688e6ae46d_900

Rusia seguía este lunes con ataques en la región oriental del Donbass, en una jornada en la que la evacuación de civiles de la ciudad sureña de Mariupol fue retrasada y en momentos en que la Unión Europea (UE) evalúa un plan para imponer un embargo progresivo al petróleo ruso.

 

Unos 100 civiles fueron evacuados este fin de semana de la acería Azovstal de Mariupol, el último reducto de resistencia ucraniana en esa ciudad portuaria del sur del Donbass que está bajo control militar ruso desde hace unos diez días tras un mes y medio de asedio y bombardeos.

 

Un video difundido el domingo por fuerzas ucranianas mostró a mujeres ancianas y madres con niños pequeños escalando una pila de escombros de la acería, que está rodeada por tropas rusas, y, finalmente, subiendo a un colectivo con insignias de la ONU en el que fueron evacuadas.

 

De acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que colabora con la operación de evacuación organizada por la ONU, el convoy para trasladar a civiles "comenzó a funcionar el 29 de abril, viajó unos 230 kilómetros y llegó a Mariupol en la mañana del sábado".

 

El sábado salieron de la acería dos tandas de unos 50 civiles, y el domingo fueron evacuados otros 50 aproximadamente como parte del esfuerzo de la ONU, que se realiza en coordinación con las autoridades de Rusia y Ucrania.

 626fef10863f8_900

Este lunes, dos todoterrenos blindados de la ONU y otros vehículos de ONGs internacionales, así como periodistas, esperaban a los primeros evacuados en las afueras de Zaporiyia, ciudad situada a unos 200 kilómetros al noroeste de Mariupol y todavía bajo control ucraniano, donde hay un centro de acogida de refugiados.

 

Algunos de los pocos evacuados de Mariupol que llegaron a Zaporiyia describieron semanas de bombardeos y privaciones, informó la agencia de noticias AFP.

 

Otras personas optaron por permanecer en áreas controladas por milicias rusoparlantes aliados de Rusia, dijo el Ejército ruso.

 

Si bien se preveía una segunda evacuación este lunes, hasta esta tarde no había habido ningún indicio de movimientos.

 

Según la viceprimera ministra ucraniana, Irina Vereshchuk, todavía "cientos de civiles siguen atrapados" en la planta siderúrgica Azovstal de Mariupol.

 

Otras autoridades ucranianas han dicho que estiman que en toda Mariupol todavía permanecen entre 100.000 y 120.000 civiles -de los más de 450.000 que vivían allí antes de la guerra- y que más de 20.000 murieron en la ciudad desde el inicio de los combates.

 

Rusia anunció este mes el comienzo de una ofensiva para "liberar" el Donbass, una región integrada por las provincias rusoparlantes de Donetsk y Lugansk, luego de retirar a fines de marzo las tropas que tenía desplegadas en torno a la norteña Kiev, la capital de Ucrania.

 

El Estado Mayor de Ucrania informó este lunes que los combates son especialmente intensos en las ciudades Izium, Lyman, y Rubijne, posiciones que los rusos intentan tomar para "preparar su ataque a Severodonetsk", una de las principales ciudades de Lugansk, aún controladas por Kiev.

 

"La situación en la región de Lugansk puede ser descrita en pocas palabras: siguen activos los duros combates", advirtió el Ministerio de Defensa de Ucrania.

 

El gobernador de la región de Lugansk dijo que esperaba "una intensificación de los bombardeos", al acercarse el 9 de mayo, fecha en la que Rusia conmemora la victoria sobre la Alemania nazi en 1945.

 

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, pareció descartar esa idea, cuando en una entrevista con la televisión italiana Mediaset aseguró: "Nuestros militares no ajustarán artificialmente sus acciones a ninguna fecha".

 

La oficina del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, comunicó que al menos tres personas murieron y otras siete, incluido un niño, resultaron heridas en las últimas 24 horas en ataques rusos en el Donbass.

 

El Ministerio de Defensa ruso, por su parte, precisó que en el último día Rusia atacó docenas de objetivos militares, incluidas concentraciones de tropas y armas y un depósito de municiones cerca de Chervone, en la provincia de Zaporiyia.

 

El Gobierno provincial de Zaporiyia comunicó que al menos dos personas murieron y otras cuatro resultaron heridas en el bombardeo ruso de la ciudad de Orikhiv.

 

Ucrania también señaló que Rusia puede anunciar la celebración de un referendo de anexión en la región sureña de Jerson, donde los rusos buscan afianzarse y desde el domingo circula la moneda rusa, el rublo, junto a la grivna ucraniana.

 

Por otro lado, el Ejército ucraniano comunicó que sus drones habían hundido dos lanchas patrulleras rusas cerca de la isla de las Serpientes, en el mar Negro, después de que un grupo de guardias fronterizos rechazara en abril el llamado a rendirse lanzado desde un navío ruso.

 

En la ciudad portuaria ucraniana de Odesa, sobre el mar Negro, autoridades municipales informaron un adolescente de 15 años murió y otro menor fue herido en un ataque ruso con misiles y estimaron que habría todavía más víctimas.

 

En paralelo, la Unión Europea (UE) prepara un nuevo endurecimiento de sanciones contra Rusia, en momentos en que potencias occidentales aumentan la cantidad de armas enviadas a Ucrania y reinstalan misiones diplomáticas en Kiev.

 

También Estados Unidos espera regresar a la capital ucraniana "antes de fin de mes", anunció la encargada de negocios de Washington, Kristina Kvien.

 

La UE propondrá una prohibición por fases de la importación de petróleo ruso, que supone un 30% de las compras de crudo, dijeron fuentes diplomáticas, según AFP .

 

Este lunes, la propuesta produjo divisiones hacia el interior del bloque durante una reunión extraordinaria de los ministros de Energía de la UE en Bruselas en la que Polonia instó a sus socios a imponer sanciones a los sectores de petróleo y gas natural, y Alemania y Austria dijeron estar "listos" para vetar el crudo ruso, Hungría dijo que no respaldará la medida.

 

En casi diez semanas de guerra, más de 5,4 millones de ucranianos huyeron de su país, según la ONU, y más de 7,7 millones se desplazaron internamente, según la Organización Internacional para las Migraciones.

 

La ONU dijo este lunes que ya pudo constatar la muerte de 3.153 civiles en Ucrania, entre ellos 226 niños, como resultado de la invasión de Ucrania. Otros 3.316 civiles resultaron heridos, agregó la ONU, que dijo que las cifras reales seguramente son mucho mayores.

Fuente: TELAM

Te puede interesar